Ir al contenido principal

Mi marido explica

Comparto una carta que me escribió mi marido (a petición mía) sobre que sus sentimientos y deseos para compartirla con vosotras. Sé que este tipo de explicaciones os sirven de ayuda para entender algunas cosas reales. Le pedí la escribiera como si se la contara a un amigo de confianza sin tabúes. Espero os sirva de ayuda.  A mi me reveló algunas cosas que no apreciaba. Aprovecho para declarar que Yo también le amo por cómo es. Gracias amor !



Te quiero contar mi relación con mi mujer y lo que yo deseo y disfruto. Cuando nos conocimos ella me cautivó por su belleza pero más aún por su seguridad en ella misma. Tuvimos sexo de inmediato. Yo no tenia experiencia previa, y ella había salido con varios chicos ya. Según me contó había tenido sexo con tres anteriores a mi. Al principio el sexo para mi se limitaba a practicar sexo directamente experimentando lo tipico que los jóvenes quieren experimentar. Recuerdo que al principio no me gustaba trabajar con mi boca. Siempre lo hacíamos con preservativo, y nunca practicamos nada especial. Ella se notaba que tenia mas experiencia que yo, y siempre llevaba la iniciativa. Ya por entonces recuerdo que a veces cuando lo hacíamos le preguntaba por sus relaciones anteriores, y ella me lo contaba y nos corríamos hablando de ello. El imaginarla siempre me ha puesto muy caliente.
Del sexo anal ni hablar, de felaciones hasta el final, ni hablar. Nuestro sexo era lo más normal del mundo, pero con mucha imaginación. Nuestras fantasias eran hacerlo en un jacuzzi, en la playa, etc. Recuerdo que sólo trataban de eso. Lugares.

Vimos algunas películas porno, pero normalmente no pasábamos de la primera escena, porque nos metíamos al lio. Nunca de ninguna tematica especial. Eso si. Nos gustaba mas el cine erotico no tan explicito. Recuerdo que alguna película de Emmanuelle, a mi mujer le excitaba la idea. Y la película que recuerdo con mucho cariño y que supuso un antes y un después fue La proposición Indecente. El hecho de ceder a tu mujer a tener sexo por dinero, a mi me encendió. No me gustó el final de la película, pero después de eso lo hablamos abiertamente. Mi mujer no aceptaba abiertamente que lo haría si se diera el caso, pero le excitaba la idea, y recuerdo que me decía, es que si me lo pide Robert Redford lo hago gratis. Así que así poco a poco íbamos avanzando. Recuerdo la primera vez que me hizo una mamada total, porque no me lo esperaba. Siempre se retiraba a tiempo, pero esa vez sin esperarmelo lo trago todo, y me beso después. Nunca me había besado con una corrida recién en su boca y no me desagradó porque pude comprobar que no había nada en su boca. Fue su manera de demostrarme que se lo había tragado. Hasta ese momento el semen era tabú casi. Pero recuerdo que siempre pensaba que porque a ellas les debería de gustar y a nosotros ni olerlo. Eso no era justo.

Asi que poco a poco el semen iba entrando en nuestra relacion. Un dia tambien sin previo aviso, ella y despues de una corrida en su boca, me besa. Yo pensaba que se lo habia tragado y va y me lo suelta en mi boca entero. No me los esperaba pero no me desagradó, porque estuvimos besandonos un rato hasta que me lo tragué. Ella me miraba con cara de picara y satisfacción. Aquel fue otro momento tabu que derrumbé de mi mente. No era tan malo como habia imaginado.

El sexo anal poco a poco tambien  fue entrando en juego (con ella) y lo practicamos de vez en cuando. Por suerte no tengo un pene muy grande. No está mal de tamaño pero no es de los grandes, y eso tambien  tiene sus ventajas.

Recuerdo que un año (deberíamos llevar unos cinco años casados), cuando se fue a la cena de navidad de la empresa, le di un preservativo, y le dije: sobre todo, seguridad. Ella me trato de loco, y me dijo que no necesitaba eso, y me lo devolvió. Pero recuerdo aquella noche que yo no dormi y me masturbe varias veces imaginándomela. Creo que ahi entro en mi la semilla de lo que ahora vivimos.

Poco a poco, a medida que avanzábamos, nuestras fantasias también lo hacían, y íbamos avanzando con temas de dominación suave, roles de personajes, etc. Nuestro sexo siempre fue bueno, y cada vez tenia mas importancia los juegos previos. Ella se cuidaba y tenia un cuerpo que desataba pasiones, y eso lo sabia yo, y me gustaba.

Recuerdo que en los embarazos, había una epoca de sexo inexistente, pero luego una epoca de sexo desinibido por parte de ella, y mas lujuriosa de lo normal, asi que recuerdo los tres embarazos como etapas buenas sexuales. Ahi es donde a ella le excitaba mucho el tema anal.

Poco a poco fue entrando el tema de los trios en la conversacion. Es curioso que nunca me he imaginado un trio con dos mujeres. Siempre los imaginaba con mi mujer como centro del placer y del deseo. Lo hablabamos pero ella decia que no necesitaba a mas de uno. Que conmigo era feliz. Un dia ella fue al gimnasio y le toco un monitor nuevo que le tiro los trastos. A ella le gustaba y aquella noche mientras haciamos el amor, me lo contó. De esa manera nos imaginamos que el estaba con nosotros, e hicimos un trio virtual. Mi mujer me preguntaba si me gustaba mirar. ¿A qué hombre no le gusta? Asi que creo ahi empezó todo en mi. Poco a poco mientras iba mirando paginas con fotos eroticas o porno, fui dandome cuenta que entraba en temas de cornudos. De vez en cuando cuando me gustaba una foto se la enviaba a mi mujer, y casi siempre me resondia con algo positivo.

Nunca habiamos hablado del tema de cornudos muy abiertamente,  y cuando lo haciamos siempre decia que no necssitaba nada mas. Yo le repetia que no le pedia que hiciera nada, pero que si un dia salia por ahi y alguien le gustaba, que tenia mi permiso. Pero que me lo contara. Ella decia que si hacia algo con alguien seria porque sentiria algo por aquel y que igual seria peligroso. Ahi quedaba todo. Fueron pasando los años. Seguíamos teniendo buen sexo cada vez mas distanciado por las obligaciones diarias. Eso si, cada vez el sexo estaba mejor preparado. Yo reservaba hoteles con encanto y alli aprovechábamos para desquitarnos de todo.

Siempre me ha gustado comprarle ropa. Tengo buen gusto y de vez en cuando le compro. A ella le encanta. Cada vez le compro ropa más sexy donde deja entrever sus atributos. No hay nada mas placentero que ver como otros hombres se giran a mirar a tu mujer. Se que a otros les produce un sentimiento de celos, pero a mi me produce excitación. Aveces jugábamos con mi mujer a pasear, pero ella andaba unos cuantos metros por delante y yo me daba cuenta de las miradas que desataba.
Luego parábamos a tomar un cafe y se lo contaba y ella se ruborizaba.

Así paso el tiempo hasta que ocurrió. Recuerdo una cena de empresa. Ella salió. Yo como casi siempre me quedé excitado e imaginando cosas. Cuando regresó, yo medio dormía. recuerdo que me dijo "tengo que contarte algo". Estaba entre excitada y asustada. Supe en aquel momento que algo importante había pasado. Me explicó, y yo me excité. La acaricié, porque para mi era un signo de confianza muy grande que me confesara que había hecho algo con otro hombre. La amaba por ello.
Hicimos el amor como hacia tiempo que no pasaba. La deseaba con locura.

Al dia siguiente lo hablamos. Dijo que no volvería a pasar. Se notaba arrrepentida. La abracé, y le dije que no importaba. Que ella eras libre, siempre y cuando no me lo ocultara. Que la amaba por ello. Que queria se sientiera plena mujer libre. Pero que le pedia discrecion y seguridad.

Ese fue el inicio de nuestra nueva vida como pareja. Mas unidos aun. Tardó un tiempo en tener otra relación fuera. Nunca la presioné. Quería que se sintiera comoda.  De esto hace unos cuantos años. Lejos de enfriarse nuestra relación se ha fortalecido. A mi me excita mucho su placer. Siempre ha actuado con seguridad. Al principio pusimos un anuncio, pero solo salían chulos, machos , etc que no se que se pensaban. Así que abandonamos ese mundo. Ahora cuando viajamos nos sentimos mas libres. Si conocemos a alguien y nos gusta a los dos, pues adelante. De nuestro entorno no hemos tocado a casi nadie, porque no se como se lo tomarian. Solo un par de amigos saben de esto. Hemos ido a un local liberal un par de veces, pero no nos va mucho. Nos cortamos con el ambiente, porque buscamos algo mas natural. A ella le gusta provocarme. A veces vamos separados a las discotecas, o ella va antes que yo. Depende del dia. Nos gusta jugar mucho. El año pasado tuvo un amigo de confianza y lo hacían sin preservativo (lo odiamos), pero lo hacían sin porque él no es un Don Juan. Ahi es donde empezamos a jugar con su coño recién follado, y a mi me encanta, porque a ella la vuelve loca que le haga un trabajo oral después de.

Con este amigo un par de veces hicimos un trio. Al principio no muy bien. El disfrute es igual que en la pareja, hasta que no hay compenetración cuesta disfrutarlo a tope. Ahora es mejor. Él ha aprendido a jugar tambien papeles de roles, y eso hacemos. A veces , soy yo el sumiso, a veces es ella, aveces ella es una prostituta, etc. Imaginación al poder. Cuando tenemos sexo, pasamos horas o incluso días dentro de un juego de excitación.

A mi me encantaría verla en un gangbang rodeada de muchos hombres y que se corrieran encima de ella, pero eso nos da bastante corte, de momento. Nos gusta llevar la cosa con discreción.

Nunca se me ha pasado por la cabeza serle infiel, a pesar de haber tenido oportunidades. El otro día me preguntó si me gustaría hacer un trio con ella y otra mujer. La verdad nunca lo he planteado, pero si me gusta la idea de ser un juguete sumiso y estar al servicio de dos mujeres. Me gusta jugar a sumisión con frecuencia. Cuando ella se viste de negro y con zapatos de tacón, se me eriza el bello. Si eso fuera con dos mujeres, creo que me correria en el momento. Me encantaría vivirlo, pero veo difícil encontrar a otra mujer.

Otras veces, me gusta el papel de Amo, y tenerla a ella a mi servicio. Algunas veces, tardo un tiempo en  conseguir ahorrar una buena cantidad de dinero, y busco un hotel bueno. Ella ha ido antes, y adopta el rol de prostituta de lujo. Yo he llegado, y he pagado una buena cantidad de dinero y hemos jugado a eso. A ella, le encanta porque se transforma y satisface nuestra fantasia, y encima sale con una buena cantidad de dinero. Lástima que no puedo hacerlo más a menudo por temas económicos.

En resumen. Me gusta que mi mujer se sienta libre. Eso es lo que más. La amo. Pero me gusta por la confianza que nos tenemos. Me gusta que se vista provocativa sin pasarse. Eso me excita. Me gusta cuando sale de fiesta conmigo, o sin mi. Nuestra sexualidad es mejor ahora que nunca. No cambiaría mi vida por otra. A veces me pregunta alguno de nuestros "amigos". ¿No tienes miedo que se enamore de otro? . Claro que si. Pero este miedo no es más grande que si fuéramos un matrimonio normal. ¿O ese temor desaparece en una pareja normal? Yo creo que los celos son eso, el temor a que te deje. Yo estoy seguro de mi. Le ofrezco lo que creo ella quiere en la vida. Amor, confianza, respaldo, tranquilidad, apoyo, etc, y sé que ella lo tendrá difícil para encontrar otro mejor.

¿No decimos los hombres que somos capaces de separar sexo y amor?















Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Me ha encantado, tenéis una gran relación, basada en el respeto y la confianza y la fidelidad, acostarse con otros hombre conociéndolo el marido no es infidelidad.

Mi enhorabuena

Aurelio
Anónimo ha dicho que…
Alicia que opinas de escribir un articulo sobre algun amante en particular que haya sido el que mas hayas disfrutado explicandonos sus, atributos, a su vez has estado con hombres mas jovenes que tu y de ser asi c que edad tenia el mas chico
Alicia Prados ha dicho que…
No hago esto para compartir mis experiencias y relatos. Para ello ya hay otros muchos lugares. Otra cosa es explicar lo que comentas sobre jovenes. Me lo apunto para "próximo".
Anónimo ha dicho que…
Estaba seguro de que sois la pareja perfecta... Este relato lo confirma, por varias razones. Agradece a tu marido su aportacion y transmitele de mi parte que siempre he querido conoceros, a los dos(el simple heho de conversar ya seria fantastico), pero ahora, si se diera el caso... Lo imagino completamente distinto, jeje, previa conversacion y "organizacion" al detalle de nosotros dos, desconociendo tu tanto como fuera posible. Disfrutariamos mucho los dos, en la organizacion, y vosotras... Ya te digo que quedariais encntadas, jeje. Sobre todo tu. Asi es como me va a gustar imaginarlo. Feliz nvidad.
Amikeco.
Anónimo ha dicho que…
Que maravilla. Ea la primera vez que no aguanto sin comentar desde mi móvil. Cuantos parecidos de profundo cáliz humano. Quienes vivimos con respeto y cariño éste elixir sabemos que no solo penetra un miembro físico. Eso ea para los ignorantes. Ea un conjunto de singulares sensaciones con Las que se crece como personas y obviamente representamos "la no violencia" Somos unxs y otrxs , antónimos con piernas de todos los sinónimos de la violencia inhumana. Gracias y un gran abrazo cálido. La ignorancia es la cerradura del candado y la sabiduría la llave de la libertad. Me has,habéis emocionado. Requiere nuestra atmósfera liberal de una personalidad muy madura. Y en todo caso incluso me atrevería a asegurar que ayuda a madurar. Precioso de verdad
Anónimo ha dicho que…
Haces que me sienta identificado en muchas ideas o pensamientos, mi esposa conoce mis pensamienos, aunque no es receptiva, nunca pierdo la esperanza.

seguir asi y no cambies, gracias.
Checo Rivas ha dicho que…
Me encanto el articulo ya que es muy actual
Att trendemedianoche69@gmail.com
Gusano Pajillero ha dicho que…
Me ha gustado mucho el relato de tu historia, tu marido es muy afortunado de tener una mujer como tu a su lado.
Hecho de menos que no relatara como fue esa primera vez, como fue vuestra conversación cuando le dijiste que era cornudo y como se sintió él al saber que por fin era un cornudo.

Entradas populares de este blog

5 Motivos por los que tu marido fantasea con verte con otro hombre.

Si aún estás sorprendida por enterarte de la fantasía de tu marido, no sufras.
Aquí comparto los cinco motivos por los que sueña con ver esa fantasía realizada. No sufras. Tu marido no es un degenerado. Lee y entiéndelo mejor.

1. A tu marido le gustaría estar en el lugar tuyo, es decir, es un soñador cruzado, eso si, muy morboso.

Algunos hombres se excitan al pensar en sí mismos como mujeres, aunque les cueste reconocerlo a sus parejas.

Esto puede incluir fantasías de encarnación femenina completa o algo parcial como usar ropa interior femenina. El soñador cruzado es técnicamente heterosexual, pero también sueña con ser una mujer teniendo sexo con otro hombre. La visión de su esposa durmiendo con otro hombre induce una respuesta erótica en parte morbosa, en parte empatía y en parte envidia.

Esto te parecerá confuso, pero el sexo cruzado es un área confusa de la sexología. Este tipo de hombres a menudo se sienten atraídos sexualmente y simultáneamente por sus esposas, y a la vez que se …

La historia de Belén, por poner un nombre.

Estoy saliendo con cuatro hombres fuera de mi matrimonio, y el dormir con ellos ha hecho mi relación con mi marido más fuerte. Sé que va a sonar mal, pero es así.

El perseguir múltiples relaciones ha tenido un impacto positivo en mi matrimonio.
Lo descubrí por casualidad. Hicimos una encuesta sobre fantasías y nos rebeló bastantes ideas. Mi sorpresa fue que a él le excitaba imaginarme con otros, o compartiéndome. Yo realmente cuando me masturbaba pensaba en situaciones, u otros hombres. Me gusta mi marido, pero siempre he fantaseado con otros.

He admitido estar en relación con cinco hombres diferentes a la vez - sólo uno de los cuales es mi marido - y afirmo que los otros hombres en mi vida realmente han ayudado a fortalecer mi matrimonio. Ahora diría que somos indestructibles, porque los dos disfrutamos de este estatus. Si viera que él no disfrutara evidentemente no lo haría.

Soy una mujer de 39 años y había  estado en relación con mi marido durante la mitad de mi vida, pero afirmo q…

Varios Consejos Prácticos de UNA que ya dió el paso.

Voy a tratar de aportar desde mi experiencia un poco de luz a este aspecto. 

Intentaré ser lo más práctica y real para las mujeres "dudosas".

No creo que se deba considerar este artículo como una guía para todas, pero no descarto que pueda servir a más de una pareja para ver los beneficios y los contras de esta práctica y afianzar así su relación de pareja.

¿Eres una más entre los millones de mujeres que se enteraron de que su marido fantasea con que tengas sexo con otros hombres?

¡Bienvenida al club!

Espero que hayas pasado el shock inicial. Tal vez incluso has llegado al punto en el que no es necesario que te diga lo afortunada que eres. Si no es el caso, entonces debes saber que puedes llegar a este punto si sientes lo que otras mujeres como yo hemos aprendido.

Si eres como la mayoría, no eras consciente de que tu marido tenía estos deseos al principio. Llevabas tu vida matrimonial pensando que conocías a tu marido mejor que él mismo. ¡Ja, ja! Muy gracioso.

Dependiendo de cuán…